martes, 21 de junio de 2016

Aceite de lavanda casero




Ingredientes: 

- Aceite de oliva virgen extra o aceite de almendras dulces 
- unas ramitas de lavanda seca 

Echa las flores de lavanda en el aceite dentro de un bote de cristal y dejas en un lugar donde no le de la luz directamente. Al menos debe macerar 1 mes.

Este no es un aceite esencial, el aceite esencial se extrae de la planta directamente a través un proceso de destilación. Otra forma de hacer este aceite es echar unas gotas de aceite esencial de lavanda en aceite de almendras o de oliva, no es necesario macerar, por lo que podéis usarlo en el mismo momento de prepararlo, los usos y propiedades son las mismas en ambos casos.

La lavanda tiene grandes propiedades las principales son como relajante, vasodilatador y bactericida.
Para que podemos usar este aceite;
-para aplicarlo sobre las piernas cansadas, notareis cierto alivio
-contra las jaquecas, masajeando las sienes y cuello con una pequeña cantidad
-sobre heridas cicatrizadas para acelerar la cicatrización y pequeñas heridas que apenas tengan sangrado ( raspones)
-para masajes como descontracturante
-aplicado sobre las zonas doloridas da una sensación de relajación y alivio.
Hay que tener en cuenta que a la mayoría de la gente la lavanda le aporta  sensación de relajación pero el abuso o exceso de la lavanda puede resultar muy desagradable y provocar dolor de cabeza.

Mezclado con aceite de romero es todo un acierto para los masajes por que al tiempo que relaja refresca.

Aprovechar si vais al campo por que este es el mejor momento para recoger la lavanda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sales de baño revitalizante

Ingredientes: Sal marina gruesa glicerina líquida aceite de mandarina colorante amarillo hojas de caléndula  Indicado par...